Páginas vistas en total

miércoles, 16 de febrero de 2011

Volar







Estoy sobre algún punto de el golfo de México,volando de regreso a casa, aunque aún no encuentro a ese término su significado exacto, y mientras vuelo me tomo un whisky ahora que voy de regreso, que no tendré que manejar y que no tengo tampoco que quedar bien con nadie, pues estaré aterrizando a las 8 de la noche. Y para acompañar mi bebida, he rentado la ultima temporada de la serie "Lost", que no he querido ver antes por evitar recuerdos desagradables. Lo interesante de este punto es que el capitulo primero de esta serie inicia con el vuelo que toman los personajes ya conocidos por todos, de Sydney a Los Angeles, y en esta única ocasión ellos completaran el vuelo hasta su destino final.

Con mi bebida en mano, no pude evitar llegar al final del capitulo sin identificarme, sin que una lagrima se asomara y sin poder aguantar la necesidad de escribir sobre esto. Resulta que cada uno de los personajes de la serie, cada uno tiene una vida y problemas que atormentan su existencia, un pasado que arrastran y un futuro del que huyen. Un hombre paralítico, otro atormentado por la relación que tuvo o no tuvo con su padre, una prisionera, una mujer infeliz en su matrimonio, un asesino, etc.

Lo interesante de esto es que en un avión, todos los pasajeros tenemos una vida, que regularmente viene acompañada de una historia, un pasado, un presente, problemas, alegrías, tristezas... Y todos los que estamos sentados esperando el despegue, miramos con alegría o melancolía la tierra que se aleja de nuestros pies y de nuestros ojos, con esa impresión nos elevamos a las nubes y mas arriba aun, con ello también nos volvemos vulnerables y por algunas horas estaremos desconectados de la realidad. Esa desconexión nos ubica de alguna manera en una realidad alternativa, en la que a pesar de que no nos guste, estamos todos en una misma posición y no hay mas autoridad que la del piloto y los sobrecargos, es como un reino aparte en el que no tenemos mas remedio que tratar de relajarnos de pasar un buen rato y poco a poco nos vamos olvidando de los problemas y de las alegrías. Nos concentramos en lo que tenemos y en lo que será por unas horas nuestra casa, nuestros amigos nuestros enemigos, nuestro restaurante, nuestro cine.

Lo que me llamó la atención del final del capitulo, es que al aterrizaje, todos los personajes miraban con extraña expresión hacia el exterior, de alguna manera todos los pasajeros tenemos que tomar valor y asumir que la realidad que habíamos dejado, nos está esperando nuevamente, y que tenemos que enfrentarla, pero eso nos pasa a todos. En ocasiones esa realidad es placentera, en otros casos son nuevos retos, o tal vez los retos son mucho mas fuertes de lo que imaginamos o podemos resolver. Por eso es que a veces al aterrizar podemos derramar a veces lagrimas, de emoción o de tristeza, o simplemente sonreír y pensar que es momento de actuar.

Así que volar, es emocionante, es como entrar a un túnel del tiempo, rodeado de extraños que serán nuestros compañeros, olvidarnos de lo que ocurra en nuestra ausencia, y luego de unas horas, estaremos sin haber visto carreteras, caminos, fronteras, en un lugar lejano, posiblemente en otro momento del tiempo, en otro día, en otra hora.

Así que disfrutemos el vuelo, y como dice el piloto: "sit back, relax, and enjoy your flight"

Los dejo, estoy por tomar el vuelo IAH-MEX

-- Desde Mi iPad