Páginas vistas en total

domingo, 16 de enero de 2011

525,6000 minutos


Antes de escribir y compartir con ustedes las ideas que tengo en la cabeza o los nuevos recorridos por contar en el blog, me gustaría iniciar el año con un pequeño escrito que tengo en mente luego de leer una columna en el periódico excelsior, que hacía alusión a la obra Rent, que por cierto es una de mis favoritas, por razones curiosas que algún día con gusto contaré. Y en ese musical, la canción bandera es “seasons of love”, que básicamente pregunta cómo se debe medir un año?, un año tiene 524,600 minutos, lo mediremos en atardeceres, en anocheceres?, en tazas de café? O en amor?, en qué podemos medir un año?. Y me ha gustado esa idea. Así que a manera de iniciar el 2011 y con la intención de hacer un recuento de cosas buenas que hubo en el año que terminó, dado que el ser humano a veces no ve lo bueno, sólo lo malo, hago mi recuento personal de medición del 2010.

Podría empezar por lo obvio, me gustaría medir el año en millas voladas, fueron más de 70,000, haré un conteo preciso para el siguiente año, crucé el oceano pacífico dos veces y tuve oportunidad de cruzar el atlántico cuatro veces. Navegué por el mar caribe y el mar mediterraneo un total de 19 días, visité por primera vez 9 ciudades en el mundo y 2 en México, además conocer dos paises nuevos en mi lista. Volé por primera vez en la vida en First class tres veces (2 para cruzar el atlántico y una para cruzar el pacífico).

Y no quiero parecer banal, hay muchas otras cosas que tengo que sumar a mi año, reencontré aproximadamente 20 amigos de secundaria y preparatoria, recuperé 4 muy buenos amigos que por tonterías había perdido anteriormente. He llenado mi año de aire fresco que recibo en la cara al caminar por las calles, a veces brisa cálida, a veces aire frío, revitalizante en todos los casos y en cada momento. He tenido incontables caminatas recorriendo calles y puentes extraños y muchos otros momento reencontrándome con calles con las que ya estoy familiarizado.

Lo más bello de todo, es que he logrado nuevamente sorprender a muchos amigos y personas queridas con algunos detalles que los hacen sentir especiales y que he logrado retener en mi vida a mucha gente. Hice más fuerte la amistad con un amigo y una amiga. Y algo más que debo mencionar, es que inicié este y otro blog. Y que ahora me leen.

Gracias por leerme y por estar aquí. Espero que este año escriba más y así en algún momento poder hacer algo con todo esto.

Por supuesto que ha habido también perdidas, pero no me quiero concentrar en eso, el vaso puede estar medio lleno, y eso es lo que cuenta.

Y tú año, cómo lo puedes medir?


Fer


Ya me sigues en twitter? @fpalacioso