Páginas vistas en total

lunes, 14 de enero de 2013

Primera entrada del 2013


El año inició hace 14 días, pero me gustaría guardar una tradición que inicié previamente y que me obliga a que antes de publicar cualquier cosa en el blog, haga a manera de ejercicio tanto emocional como de escritura, un alto en el camino para reflexionar lo que se ha tenido en el año anterior, para que entonces, podamos visualizar y planear lo que vendrá.

Ha sido un año dificil para mí, ajetreado; un año en el que he vivido y entregado todos mis recursos, mis esfuerzos, mi tiempo y energía, he apostado por lo que he creido un causa mayor. Emocionalmente no la he pasado bien y por lo tanto, he tenido tiempo de valorar todo aquello que tengo, atesorarlo y mirar lo positivo que hay ahí, y también tiempo de apreciar aquello que ya no tengo.

El corazón ha estado cubierto por una especie de nube negra que lo ha tenido la mayor parte del tiempo triste, pero ha tenido sus días soleados muchas veces, y aún cuando no ha sido así, todo ha sido positivo, lecciones y aprendizajes que no se puede más que guardar y aprender de ellos.

Y ha sido un buen año a pesar de cualuqier problema, lágrima o desencanto, el 2012 lo mido nuevamente y como dice aquella canción de "Rent", por los momentos vividos, los buenos momentos. He conocido lugares que se suman a mi geografía personal, he roto mi marca en número de veces que he cruzado el atlántico en un año, he pasado noches en altamar y contemplado la bóveda celeste con la misma emoción que la primera vez, he conocido nuevas personas, he leído muchos nuevos libros que me han emocionado, he descubierto nuevos autores, nuevas canciones y nuevas emociones, he aportado cosas a amigos y conocidos, he dado mucho, he disfrutado de los pequeños placeres de la vida, he probado nuevos vinos, nuevos restaurantes, me he emocionado en el teatro, he tenido muchos momentos felices en compañia de mis amigos, y también muchos momentos felices en soledad; he recuperado amigos, me he reencontrado con otros, he entregados muchos besos y también he amado... mucho.

La gente que más quiero sigue a mi lado. Ha habido pérdidas y eso ha sido triste, pero las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de compartir, de amar y de tener otro año que sea mejor y más rico en experiencias, siguen intactas, y con ellas inicié el 2013 de la manera que más me gusta: Viajando, tranquilo, sobrio y en compañía de la gente que amo. Así inicio mi 2013, un nuevo conteo de experiencias.. buenas y malas.... y agradezco que estés aquí.

FP